Transmisiones en Vivo

La tecnología se convirtió en un instrumento vital para la amplificación de contenidos. Hoy es posible acortar la distancia que separa a emisores de receptores, acercar a la audiencia y transmitir un mensaje sin la necesidad de tener que disponer del acceso a un medio de comunicación tradicional.

El streaming –una transmisión en vivo a través de internet– genera la posibilidad de disponer de un sistema propio de comunicación audiovisual, transmitir un mensaje atractivo de forma rápida, que pueda ser visualizado, en tiempo real o diferido, desde cualquier plataforma digital.

Esta herramienta permite, así, eliminar las barreras geográficas y temporales, para que una actividad llegue a los lugares más recónditos del mundo y, en términos comparativos, a un costo operativo infinitamente menor que una transmisión televisiva, con idéntica calidad de imagen.

Para transmitir sus eventos, Borroka crea una interfaz única, sin marcas de terceros proveedores del servicio, lo que permite que sea una imagen limpia y atractiva, con la posibilidad de incorporar su logo e información del evento.

La transmisión es compatible con cualquier dispositivo (tablets, PC de escritorio o celulares) y con cualquier sistema operativo (Android, iOS y Windows).

¿Por qué una transmisión por streaming puede ser beneficiosa?

Cada vez, más empresas y organizaciones están transmitiendo su eventos vía streaming. Cuando la transmisión se realiza de forma profesional, se potencia el dispositivo comunicacional del evento, lo que permite multiplicar el número potencial de espectadores y clientes.

Durante la transmisión, el uso de herramientas digitales (redes sociales, por ejemplo) contribuye a crear una conexión entre el público y la empresa u organización, convirtiendo la transmisión en una plataforma de comunicación interactiva y bidireccional.

Es importante destacar que las transmisiones pueden ser públicas o privadas, por lo que, si se requiere, es posible restringir el acceso a las mismas por medio de filtros adecuados, con lo que podemos asegurar que el mensaje sea captado únicamente por el público deseado.

Además, durante el vivo, se puede monitorear un gran número de datos (conocer la cantidad de usuarios que están mirando el evento y su localización, por ejemplo), que posteriormente sirven para potenciar la planificación de estrategias comunicacionales de manera pertinente.

 

Contactanos y solicitá tu presupuesto